Somos petroleras, llevamos perforadoras

cetaceo-prospeccionesNo vengo a descubrir la pólvora. De este asunto se viene hablando mucho tiempo y en los últimos días algo más, pero no demasiado. ¿Por qué? Es bien sabido que a todo gobierno le gusta escribir las noticias con su propia pluma, más aún cuando se han tomado decisiones a espaldas de la opinión pública y en contra de gran parte de las autoridades locales donde se están proyectando las prospecciones. Desde que el gobierno del PP tomó el timón de este barco que es España se han aprobado nada más y nada menos que las prospecciones de Albufera, Benifayó, y Gandía en la costa valenciana, en Tarragona, Málaga, el golfo de Cádiz, el golfo de Bizkaia y Canarias, esta última zona la más controvertida. España ha tomado una actitud pendenciera y ha querido pasar de ser un barco a la deriva a ser un barco pirata en busca de tesoros a cambio de saqueos y muerte. Y no le está saliendo mal puesto que, de salir todo bien, se estaría/nos estaríamos embolsando 400 millones de euros anuales (cuando tu gobierno entra en guerra o le da por destrozar ecosistemas por desgracia tú también lo haces), aunque a la hora de hacerlo se guarda el parche y el loro en el bolsillo… Sigue leyendo

Anuncios

Radiaciones

Este articulo ha sido traído a Efecto Paraguas por María Ángeles Millán, estudiante de Física en la Universidad de Murcia.

La palabra “radiación” suele producirnos de manera inmediata un profundo rechazo. Automáticamente asociamos el término con accidentes nucleares, cánceres, mutaciones,… La televisión y el cine nos ofrece un amplio abanico de fenómenos extraños, a cada cual más inverosímil y espectacular con las radiaciones como causa. El pez de tres ojos de Los Simpson, el Doctor Manhattan de Watchmen o El Increíble Hulk puede que sean alguno de los ejemplos que se nos vienen a la cabeza pero, ¿qué son realmente las radiaciones y dónde podemos encontrarlas?

Se denomina radiación a la propagación de energía a través de un medio o del vacío. Esta transmisión de energía puede producirse por medio de ondas electromagnéticas o a través de partículas que se mueven a gran velocidad. En nuestro día a día, y desde el principio de los tiempos, vivimos inmersos en una gran cantidad de radiaciones que atraviesan nuestro cuerpo sin que nosotros nos demos cuenta o reparemos en ello, pese a estar familiarizados con sus efectos y, muchas veces, beneficiarnos de ellas. Sigue leyendo

¡Qué bichos más molestos!… ¿Por qué existirán?

A menudo se escuchan frases como ésta motivo de la desesperación que nos causan algunos insectos a los que, a menudo, tachamos de inservibles, o a los que llegamos a atribuir su mera existencia a molestarnos, ebrios de grandeza; sin darnos cuenta de que todo eslabón de esta cadena juega un papel tan importante que la ausencia del mismo podría tener consecuencias inimaginables.

“Las moscas solo están en este mundo para cabrearnos en la siesta, las avispas fueron creadas en un complot para atacar a la raza humana, los abejorros para atemorizar a la población y las hormigas son los ladrones de guante blanco más astutas nunca vistas”. Sigue leyendo

Sobrepoblación, ¿la causa de todos nuestros males?.

El fenómeno de la sobrepoblación es un tema que siempre que se ha planteado en algún debate en el que he estado presente obtiene la misma respuesta: todo el mundo está de acuerdo pero la mayoría se horroriza cuando se le propone, posiblemente, la solución más sencilla y menos perjudicial. ¿Cuál? os pido que sigais leyendo.
La sobrepoblación dificilmente puede observarse en el mundo natural en donde la acción antrópica sea mínima o inexistente, pues los ecosistemas se hayan en un equilibrio en el que diversos factores, bióticos y abióticos, ponen límite al crecimiento poblacional excesivo de cualquier especie. En muchos casos el hombre rompe este equilibrio y se genera entonces una brecha por la cual alguna especie puede tomar ventaja sobre las demás. Pero hoy seremos egocéntricos y fijaremos la mirada hacia nuestra propia especie. Sigue leyendo

Espirales de vida

Pocas figuras han fascinado tanto a los seres humanos como la espiral. Desde los tiempos más remotos se le han asociado las fuerzas naturales más poderosas. Para los celtas, la espiral era un símbolo importantísimo, de los más antiguos, y representaba al Sol. Las espirales también significaban para ellos el ciclo eterno de la vida que continuamente se renueva. Más cercano a nuestra época, el escritor Vladimir Nabokov dijo que “la espiral es un círculo espiritualizado”, y es que, por su carácter de aparente infinitud, las espirales evocan cierto sentimiento místico del que otras figuras carecen. El matemático Jakob Bernoulli hizo grabar en su lápida la imagen de una espiral y la siguiente inscripción: Eadem mutata resurgo (“aunque cambiada, resurgiré”). Pero lo interesante de esta historia es que las espirales no son una figura de invención humana, sino que aparecen de forma recurrente en la naturaleza: en el Reino Animal, en el Reino Vegetal, en la formación de tornados y tormentas, e incluso en las galaxias… ¡nuestra Vía Láctea es una enorme espiral!

La concha de un ammonites, el brote de un helecho, una tormenta, nuestra galaxia.

Espirales en la naturaleza: la concha de un ammonites, el brote de un helecho, una tormenta, nuestra galaxia.

Sigue leyendo

Hora de mirarse los dedos. Las huellas dactilares

Ahora, mientras leéis esta entrada, os pido que levantéis las manos del ratón un momento y os fijéis en la punta de vuestros dedos. Cerca. Más cerca. Ahí están. Las huellas dactilares (o dermatoglifos si queréis sonar más interesantes/pedantes). Ahora os pido que dejéis de mirarlas hasta el final (será dificil resistirse, pero sé que podréis conseguirlo).

Huella dactilar (Fuente: Panorama.com)

Las huellas dactilares, sello de identidad único de cada persona como bien nos ha enseñado CSI, son crestas de la epidermis, que llevan los poros de las glándulas sudoríparas de la piel, en la palma de las manos, en la planta de los pies y en los dedos de manos y pies de todas las especies de primates. Sí, sorpresa, no somos los únicos que tenemos este rasgo tan característico. También se ha observado que hay diferencias a nivel de número de crestas entre grupos geográficos, incluso entre sexos. Una de las justificaciones para diferenciar entre hombre y mujeres es porque el hombre presenta mayor proporción de piel, con lo cual tiene menos densidad de crestas. Sigue leyendo

Clorofila: superpoderes y engaños

Hace unos días estaba en Facebook, cuando uno de mis contactos compartió una entrada de un blog. Me esperaba una entrada interesante pero nunca creí que fuese a leer algo tan increíble. Ese día descubrí que la clorofila (sí, el pigmento verde de las plantas para realizar la fotosíntesis y que es también un sabor de chicles), era la mejor y más maravillosa molécula del mundo.

En la carrera sólo te cuentan cosas aburridas de ella, pero ¿qué pasa si te la comes? Me quedé tan sorprendida de las barbaridades que ponía que decidí buscar más. Sangre verde, poder concentrado del sol o la sangre de las plantas son algunos de los nuevos nombres para la clorofila. Pero no os voy a hablar de ella sin presentárosla, sería una falta de respeto.

Clorofila a. Fuente: Wikimedia Commons

Clorofila a. Fuente: Wikimedia Commons

Sigue leyendo