Sobrepoblación, ¿la causa de todos nuestros males?.

El fenómeno de la sobrepoblación es un tema que siempre que se ha planteado en algún debate en el que he estado presente obtiene la misma respuesta: todo el mundo está de acuerdo pero la mayoría se horroriza cuando se le propone, posiblemente, la solución más sencilla y menos perjudicial. ¿Cuál? os pido que sigais leyendo.
La sobrepoblación dificilmente puede observarse en el mundo natural en donde la acción antrópica sea mínima o inexistente, pues los ecosistemas se hayan en un equilibrio en el que diversos factores, bióticos y abióticos, ponen límite al crecimiento poblacional excesivo de cualquier especie. En muchos casos el hombre rompe este equilibrio y se genera entonces una brecha por la cual alguna especie puede tomar ventaja sobre las demás. Pero hoy seremos egocéntricos y fijaremos la mirada hacia nuestra propia especie.
Cuando nos ponemos a pensar en los problemas a los que la sociedad humana debe hacer frente en la actualidad, muchos de ellos vienen originados por este exceso de población.
Este hecho se origina tanto en países desarrollados (una palabra que pierde credibilidad en estos tiempos) como en países del tercer mundo. En los primeros, los avances tecnológicos y de la sociedad en general permiten a las personas tener una descendencia numerosa (dos o mas individuos) y garantizarles un crecimiento y desarrollo adecuado para su futuro. En los segundos, la falta de estos avances requiere de mayor número de manos trabajadoras para tener acceso a aquellas materias de primera necesidad.

Relación entre pobreza, crecimiento demográfico y degradación ambiental.

Relación entre pobreza, crecimiento demográfico y degradación ambiental.

Alan Weisman es un periodista estadounidense que, en su libro La cuenta atrás, advierte de la necesidad de bajar el número de descendientes por persona y nos explica las ventajas que esto tendría, tanto económicas como para nuestra propia supervivencia. Ofrece un dato que pasamos por alto por desconocimiento pero que podemos observar cada vez que salimos a la calle “cada cuatro días añadimos un millón y medio de personas al planeta“. Para él esto no es nada sostenible, y puede que para ti tampoco lo sea. Su solución es a la vista sencilla: tener menos descendencia. Es de las soluciones menos costosas económicamente y perjudiciales para nuestra vida cotidiana. Junto con economistas visionarios nos da las claves para que nuestra calidad de vida mejore con este planteamiento.

Alan Weisman. Foto: Kate Stanworth

Alan Weisman. Foto: Kate Stanworth.

Os dejo una entrevista aquí. También tenéis muchas entrevistas de este hombre en youtube.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s