Clorofila: superpoderes y engaños

Hace unos días estaba en Facebook, cuando uno de mis contactos compartió una entrada de un blog. Me esperaba una entrada interesante pero nunca creí que fuese a leer algo tan increíble. Ese día descubrí que la clorofila (sí, el pigmento verde de las plantas para realizar la fotosíntesis y que es también un sabor de chicles), era la mejor y más maravillosa molécula del mundo.

En la carrera sólo te cuentan cosas aburridas de ella, pero ¿qué pasa si te la comes? Me quedé tan sorprendida de las barbaridades que ponía que decidí buscar más. Sangre verde, poder concentrado del sol o la sangre de las plantas son algunos de los nuevos nombres para la clorofila. Pero no os voy a hablar de ella sin presentárosla, sería una falta de respeto.

Clorofila a. Fuente: Wikimedia Commons

Clorofila a. Fuente: Wikimedia Commons

Aquí está, es la clorofila a, es la clorofila universal presente en los vegetales. No es su única estructura, está la clorofila b, la c1, c2, d y f. Sin contar por supuesto las bacteriocolofilas, es decir, las que están presentes en las bacterias.

Como podéis ver en su estructura química tiene un anillo denominado porfirina, que contiene en el centro un átomo de magnesio, y una cadena larga de fitol. Su fórmula molecular es la siguiente C55H72O5N4Mg, lo que quiere decir que tiene 55 átomos de carbono, 72 de hidrógeno, 5 de oxígeno, 4 de nitrógeno y uno de magnesio.

¿Para qué os he contado todo esto? Muy simple, para que podáis de la misma forma que veo yo, todas las cosas tan fascinantes que se dicen de la clorofila.

  • Es un alimento rico enzimáticamente, con todas las vitaminas y minerales.

Para empezar la clorofila no es una proteína, y por supuesto no es una enzima, por lo que no es rico enzimáticamente. En cuanto a los minerales, según la FAO, hay 5 minerales que se necesitan en gran cantidad (Calcio, zinc, flúor, hierro y yodo) y cinco elementos traza, es decir, necesarios a concentraciones muy bajas (Cobalto, cobre, selenio, mercurio y magnesio). Por si no os habéis dado cuenta, el único mineral que tiene es el magnesio. Por supuesto no contiene vitaminas, ya que no es un alimento completo como podría serlo una zanahoria. Es una molécula, puedes tomar mucha clorofila, pero sólo estás consumiendo esa molécula.

  • Posee más hierro que las espinacas, más calcio que la leche y más vitamina C que las naranjas.

Supongo que esto lo entendéis solos, nuestro superhéroe no tiene ni hierro, ni calcio, ni vitamina C.

  • Tiene la capacidad de formar plasma de forma casi instantánea, ya que tiene una estructura similar a la de la hemoglobina, sólo se diferencian en el átomo central.

La hemoglobina es la molécula a la que se une el oxígeno a través de un átomo de hierro. Se encuentra en los eritrocitos o glóbulos rojos y se encarga de transportar este oxígeno desde los pulmones a los músculos a través de la sangre.

Evidentemente el plasma no sólo es hemoglobina y es más evidente aún que no se forma hemoglobina a partir de clorofila y tampoco está demostrado que elevadas concentraciones de clorofila aumenten los niveles de hemoglobina.

Grupo hemo b de la hemoglobína. Fuente: Wikimedia Commons

Grupo Hemo de la hemoglobina. Fuente: Wikimedia Commons

Éste es el grupo hemo de la hemoglobina. No es la molécula entera, ya que la hemoglobina sí es una proteína. De todos modos el grupo hemo  no tiene una cadena de fitol, tiene un anillo de 5 átomos de carbono menos que la clorofila y por supuesto tiene hierro en vez de magnesio.  Ese átomo central es muy importante, sin el hierro la hemoglobina no podría unir oxígeno, por lo que esa pequeña diferencia, es muy imprescindible.

  • Es anticancerígeno y antimutagénico

Como muchas otras moléculas, ésta no podía ser menos y se sube al carro de los anticancerígenos, pero por supuesto no está demostrado y muchísimo menos cura el cáncer, como he leído en algún blog.

Tampoco está demostrado es que:

  • Depure la sangre de toxinas, ni que reactive y mejore la actividad tiroidea, ni que sea un potente antioxidante y por tanto prevenga el envejecimiento, ni que depure la sangre de metales pesados, ni que cicatrice mejor que cualquier otra medicina (aunque si se utilizase en la Segunda Guerra Mundial, de eso ya hace mucho tiempo), ni reduce la presión sanguínea, ni cura por completo la sinusitis y fortalece el sistema digestivo, etc.

Dependiendo del blog os encontrareis pequeñas variantes en los superpoderes de la clorofila. En algunos casos son más prudentes y en otros no, depende de la emoción con la que escribiese en ese momento el autor.

En este post lo que quiero decir es que no creáis todo lo que lees en todos los blog del mundo, ni siquiera lo que leéis en este. Cuestiónate las cosas, sé escéptico cuando se trata de tu salud y busca información. Ahora están de moda todas estas cosas, comer verde es la panacea de la vida saludable. Personalmente creo que no, en ningún momento estoy diciendo que otro tipo de dieta sea mejor, y puede que me equivoque, pero no creo que una dieta mediterránea sea mala y contenga gran cantidad de toxinas que te van a matar. Una dieta vegetariana o vegana pueden ser tan saludables como cualquier otra, pero siempre teniendo cuidado de que no te falte ningún nutriente, estas dietas suelen tener carencias en proteínas, la mejor fuente son las legumbres. La sensación de saciedad que producen estas dietas puede ser causada por la cantidad de fibra que se ingiere y que apenas va a ser asimilada.

Ya sabes no te creas todo lo que ves, duda, cuestiónalo todo.  Igual yo también te he mentido.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s