Bonobos, nuestros primos los hippies

Los seres humanos compartimos rama en el árbol de la vida con algunas de las criaturas más interesantes que existen (al menos, desde nuestro punto de vista). Dentro del orden Primates (denominados así por Linneo por ser nuestro propio grupo, en contraposición al resto de mamíferos, “Secundates”, y al resto de animales, “Terciates”), se nos ha clasificado en la familia Hominidae, a la que también pertenecen los conocidos como grandes simios -orangutanes, gorilas, chimpancés y bonobos- y todos nuestros antepasados, ya extintos (Australophitecus, Homo habilis, Homo erectus, etc.). Sin embargo, el desconocimiento que aún en la actualidad tenemos sobre nuestros parientes vivos más cercanos es enorme. Por eso hoy os presentamos al que probablemente sea el menos conocido y estudiado de todos ellos: el bonobo.

Nuestra familia en el árbol de la vida.

La familia de los homínidos actuales.

Los bonobos viven únicamente en una región de la más grande selva africana y segunda del mundo tras la del Amazonas: la selva del Congo, situada en el centro del continente y perteneciente a varios países: la República Democrática del Congo (el único en el que residen los bonobos), la República del Congo, Gabón, Guinea Ecuatorial, Camerún y la República Centroafricana. Habitan las profundidades del bosque de la cuenca del río Congo, en una zona pantanosa de este lugar del mundo considerado como patrimonio de la humanidad y esencial para el equilibrio del ecosistema global.

Río Congo

El río Congo.

Los bonobos (Pan paniscus) y los chimpancés (Pan troglodytes) están estrechamente emparentados, ya que pertenecen al mismo género (Pan) y sus linajes evolutivos se separaron hace tan solo 2 millones de años, posiblemente debido a la formación del río Congo. Los chimpancés han sido mucho más ampliamente estudiados durante décadas, tanto en su anatomía y fisiología como en su comportamiento. Es cierto que las dos especies se parecen bastante, pero si nos fijamos con atención podemos encontrar las diferencias:

  • los bonobos son más pequeños y esbeltos.
  • los bonobos tienen los labios de color rosa, la cara negra (la de los chimpancés es más clara) y el pelo largo en la cabeza, separado por una raya en el medio.
  • los bonobos tienen la voz más aguda que los chimpancés.
  • los senos de las madres bonobo son muy conspicuos y similares a los de las mujeres humanas.
Encuentra las diferencias

¡Encuentra las diferencias!

Pero las diferencias más significativas las encontramos en el comportamiento. Y es que estas dos especies no podrían ser más distintas. Mientras que los chimpancés se organizan en grupos dominados por machos, fuertemente jerarquizados y que resuelven los conflictos con grandes dosis de agresividad, incluyendo verdaderas guerras entre grupos enemigos, los bonobos han llegado a formar una sociedad sorprendentemente tranquila y pacífica. Los grupos de bonobos están gobernados por hembras, la cooperación entre los individuos supera con mucho a la competición, los contactos sociales son muy frecuentes, e incluyen lo que más ha llamado la atención sobre estos animales: una sexualidad extremadamente promiscua que se utiliza con infinitos propósitos, además del reproductivo. ¡Por esto algunos los llaman los “hippies de la selva”! Desde luego, su modo de vida es de una “paz y amor” incuestionables.

Para saber más sobre el comportamiento de los bonobos, recomendamos ver este interesante documental:

http://www.rtve.es/alacarta/videos/redes/redes-nuestros-primos-hermanos-bonobos/1582879/

Bonobo.

Bonobo.

Por último, toca mencionar la parte triste, la que no queremos escuchar. Y es que, sí, como estáis pensando, los bonobos se encuentran actualmente muy amenazados (“en peligro”, según la clasificación de la UICN). Las mayores amenazas a las que se enfrentan son la caza furtiva para comercializar su carne y vender a los bebés como mascotas, los efectos de las guerras locales y la alteración de su hábitat. Se estima que no quedan más de 20000 bonobos en estado salvaje. Pero no todo está perdido, gracias a iniciativas como la del santuario para bonobos Lola Ya Bonobo; significa “paraíso de los bonobos” y puedes ver aquí lo que hacen para recuperar a los bonobos huérfanos. Una de las principales tareas en la recuperación de esta especie es la concienciación de la población, ya que promover el conocimiento de estos fantásticos animales es el primer paso para salvarlos.

Anuncios

Un pensamiento en “Bonobos, nuestros primos los hippies

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s