Tengo alergia, ¿qué me pasa?

Ya llegó la primavera, el día se ha hecho más largo y brilla en el cielo el sol calentando nuestros alegres cuerpos, los pájaros cantan por las calles, las hojas de los árboles se vuelven verdes, las flores se abren sin pudores. Todo es hermoso. Hasta que un estornudo, una congestión y los ojos llenos de lágrimas te impiden disfrutarlo. Efectivamente, hoy en Efecto Paraguas hablaremos de las alergias.

Alergia (Autor: Raul Gómez)

Alergia (Autor: Raul Gómez)

Se han descrito cuatro tipos de hipersensibilidades en el ser humano, a la hipersensibilidad I la conocemos todos por alergia. Alrededor de un 20% de la población sufre alguna clase de alergia, todas ellas producidas por sustancias inocuas no dañinas para la mayoría de personas (como son el polen, los alimentos, ácaros del polvo doméstico, epitelios de animales, hongos, fármacos, veneno de himenópteros). Otra característica de las alergias es que nunca se producen al primer contacto con el alérgeno, o sea, que si eres alérgico a los cacahuetes, por ejemplo, la primera vez que comiste uno no te pasó nada,  pero una vez se ha desarrollado la hipersensibilidad, la reacción al contacto con el alérgeno es prácticamente inmediata. Y no es por intentar asustar a los que alardean de no ser alérgicos a nada, pero las hipersensibilidades pueden llegar en cualquier momento de la vida, no sólo en la niñez y adolescencia como es frecuente.

Pero, ¿por qué una persona desarrolla una hipersensibilidad de tipo I? Para ello se tienen que juntar tres factores fundamentales: la presencia del alérgeno, obviamente; predisposición genética (sí, papás alérgicos, tus hijos tienen más probabilidad de ser alérgicos que si no tuvierais alegrías) y factores ambientales que favorezcan la reacción propia de las alergias (que los Linfocitos Th2 interactúen con el alérgeno, produzcan Interleucina 4, y que a partir de esta reacción se generen los anticuerpos que generan las alergias, la inmunoglobulina E). Vale, entiendo, todo esto son cosas muy raras, así que voy a contaros una historia:

Un día, María Desgracias se dio cuenta de que le apetecía comer cacahuetes, así que bajó al supermercado a comprarlos, de siempre le habían gustado. Lo que Mª Desgracias no sabía era que en su ADN algo decía que tenía probabilidades de desarrollar una alergia. Mª Desgracias, como tantas otras veces, se comió un cacahuete, pero lo que pasó entonces fue algo nuevo. Una célula presentadora de antígeno (APC) fagocitó una partícula propia del cacahuete, la procesó y se la presentó a un linfocito Th2. El linfocito Th2, que jamás había reaccionado a una partícula de esa clase, lo hizo esta vez y produjo Interleucina 4 para avisar a los linfocitos B de que esa sustancia del cacahuete no era algo que se debiera tolerar, así que los linfocitos B crearon anticuerpos (Inmunoglobulina E) para esa partícula, por si alguna otra vez volvía a entrar una partícula de cacahuete al cuerpo, la atacaran porque el linfocito Th2 la había reconocido como peligrosa.  Mª Desgracias acabó con su bolsa de cacahuetes felizmente y siguió con su vida normal. Pero un par de meses fue al zoo con Recisundo, su nuevo novio, y cuando se pusieron a darle de comer cacahuetes a los elefantes, ella decidió, coquetamente, comerse uno. Al pasar las partículas del cacahuete al cuerpo, se encontraron con la Inmunoglobulina E creada aposta para reconocer a esa partícula en particular (valga la redundancia), así que se agruparon pegadas a ella. Después llegó un mastocito que vio ese cúmulo de Inmunoglobulina E, se unió a él y liberó la histamina que avisó a todo el sistema inmune de Mª Desgracias de que tenía que actuar.  Al ser una alergia alimenticia, fue una reacción muy fuerte ya que al ser ingerido, el alérgeno pasó a la sangre, o sea, va por todo el cuerpo, y se produce un shock anafiláctico; así que he decidido dejar el final abierto de esta historia, depende de ti como lector saber si Mª Desgracias llegó a tiempo a los antihistamínicos. Pero igual que pasa con los alimentos, pasa lo mismo por ejemplo con el polen, sólo que la vía de entrada es por la nariz, y como no llega tan pronto a la sangre como un alimento, las reacciones de esas alergias son más suaves (rinitis, conjuntivitis, asma bronquial…)

Mecanismo de Hipersensibilidad I (Fuente:www.scielo.org)

Mecanismo de Hipersensibilidad I (Fuente:www.scielo.org)

Como es costumbre en mis entradas en Efecto Paraguas, te he  metido miedo en el cuerpo: ahora no pararás de pensar que la próxima vez que comas cacahuetes puede ser que te pase como a Mª Desgracias, o que tal vez la próxima primavera tú también serás… ¡ALÉRGICO! Pero como siempre digo, a disfrutar de la vida, y si te toca ser alérgico, pues más vale que sepas lo que es, y más importante, cómo evitar los efectos, que por suerte la ciencia no sólo nos hace suspender en los colegios, si no que da soluciones a enfermedades de todo tipo, y si aún no las tiene, las está buscando.

Anuncios

2 pensamientos en “Tengo alergia, ¿qué me pasa?

  1. ¿Entonces es simple y llana probabilidad? Quiero decir. La pobre Mª Desgracias había consumido cacahuetes previamente hasta que un día Jehová ordenó a un criatura de su creación, la hambrienta APC, que liquidara a la partícula del cacahuete y para más “inri” llevarle el cadáver a un linfocito Th2 que al parecer esta vez sí da rienda suelta a su necrofilia. Mi pregunta es:
    ¿Son asesinos con tan pocos escrúpulos que se permiten descansar durante toda una vida y luego cargarse a alguien cuando Yahveh, aburrido de extender el cáncer, se lo ordena o bien son de esta clase de gente que se conoce de toda la vida hasta que un día se da cuenta de que está enamorada de ti y entonces va y te fagocita?¿Necesidad o casualidad? ¿Por qué no devorar al amor de tu vida desde un primer momento?

    • Pero si es usted, estimado Conde Chócula. Siempre un placer tener tus comentarios en mis entradas. Muy buena pregunta, tan buena que me cuesta mucho contestarla. Realmente te digo que yo opino (aunque desde luego es mi humilde opinión y no puedo probar que sea correcta) que es una cuestión de azar, por supuesto teniendo en cuenta que hay más o menos predisposición por parte del organismo. ¿Por qué unas personas desarrollan cáncer y otros no, habiendo estado expuestos a lo mismo” Mero azar, o más que eso, probablemente sea mero desconocimiento.

      Espero que te sirva mi respuesta, y ya estoy esperando tu próxima pregunta e historia de amor/desamor/religión/perversión para cuestionarme algo.

      Un abrazo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s