Badlands

Existen muchos rincones cuya riqueza pasa desapercibida o es menospreciada por el ser humano. Este es el caso de los Badlands, zonas que tienen un importante valor paisajistico y que no siempre son bien vistas por los habitantes de los lugares donde están presentes. 

Los Badlands, traducido del anglosajón significa  “tierras malas” o ” tierras baldías” . Es un tipo de paisaje que adquieren gran desarrollo en determinadas áreas de la vertiente mediterránea española y, especialmente, en el sureste peninsular.

Badlands. Foto: Irene Arnaldos

Habitualmente se forman bajo condiciones climáticas semiáridas, en vertientes que están compuestas por materiales blandos, como arcillas, margas y yesos, además hay una escasa vegetación y son extensamente erosionadas por el agua y el viento.

Además estas formaciones pueden estar formados por diferentes capas sedimentarias que presentan diversos colores, desde un color negruzco, pasando por colores blancos hasta rojo brillante.

Es una morfología muy dinámica, en la cual las pequeñas hendiduras formadas en una ladera van aumentando con el tiempo dando lugar a cañones, cárcavas, regatos, barrancos, canales o chimenea de hadas, que son formas geológicas típicas en estos paisajes. Cuando estas formas se fusionan unas con otras pueden terminan causando la destrucción de la pendiente original. 

Chimenea de hadas. Foto: Irene Arnaldos

Los badlands adquieren gran desarrollo en determinadas áreas donde el carácter deleznable de sus materiales, la gran concentración de escorrentía superficial en época de lluvias torrenciales y la adopción de usos de suelo inapropiado (como son campos de cultivo abandonados, deforestación, etc.), favorecen este tipo de erosión.

En este tipo de tierras se han encontrado capas de fósiles marinos de gran importancia. Estos yacimientos evidencian que tras la retirada del mar, aquellos fondos blandos sometidos a lluvias torrenciales, se convirtieron en badlands.

Fósiles. Foto: Irene Arnaldos

Son territorios muy ricos en biodiversidad en los cuales viven especies que han sufrido adaptaciones que les permiten vivir en estas zonas semiáridas, cálidas y secas en verano, frías en invierno y con lluvias escasas y torrenciales en primavera y otoño. Especies de aves como el abejaruco, la carraca europea, águilas culebreras, cernícalos, grajillas o collalbas negras, y otros animales como reptiles o mamíferos viven en estas tierras.

Abejaruco (Merops apiaster). Foto: Irene Arnaldos

La vegetación es en estos lugares también muy especializada. No solo está adaptada a la falta de agua sino que tiene que soportar las lluvias torrenciales. Espartales o romeros son algunos de las plantas características de estos lugares. Aparecen además yacimientos de yesos de gran belleza e importancia.

Yesos seleníticos (Alicante). Foto: Irene Arnaldos

Mas información:

Conesa García, Carmelo. 2006- El Medio físico de la Región de Murcia. Universidad de Murcia. 69-70.

Paisajes modelados por el agua: Badlands. 2008. Murcia enclave ambiental nº 16. Disponible en: http://www.murciaenclaveambiental.es/marzo-2008.html?idRe=95

Anuncios

Un pensamiento en “Badlands

  1. Pingback: Badlands

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s